Religeopolítica: el pueblo U’wa en la defensa de sus territorios sagrados

Briana Angélica Gálvez Flores

Maritza Molina. (202). Territorio del pueblo U’wa [Fotografía]. Twitter.
https://twitter.com/mmolinased/status/1435311597375852549?s=46&t=-8bGmV-Na
msRedkkRDTRDQ

A través de la historia, lo religioso ha sido retratado cercano al Estado, al capital y a sus instituciones, pero muy lejos de la protesta social y las resistencias. Esta parcialidad no es fortuita sino más bien un producto de construcciones sociohistóricas derivado de los proyectos moderno-coloniales que erigieron a la religiosidad como una institución que, imbricada con otras estructuras, se convirtió entonces en un aparato de represión, opresión y violencia. Esta concepción del fenómeno religioso implica la invisibilización de la fe y las religiosidades como espacios que permiten la defensa de autonomías, de territorios y de existencias.


Ante las múltiples amenazas a la dignidad humana que se intensifican, multiplican y fortalecen, la resistencia religiosa toma muchas formas y se manifiesta en las cotidianidades de las luchas por la defensa de la vida. En un escenario en el que permean las lógicas cartesianas y en el que se crean relaciones de poder dicotómicas y totalizantes que son por naturaleza violentas, desafiar los binarismos de fe-razón, subordinación-dominación, hombre-mujer, hombre-naturaleza, etc., representa la apertura hacia un nuevo paradigma que, en términos religiosos, ya no sacralizaría solamente aquello funcional para la expansión de los modelos político-económicos que hoy degradan la vida.


Reconocer el reencantamiento del mundo en el que se visibiliza la diversidad de creencias espirituales y religiosas que desafían, por sí mismas, las visiones secularizadas y racionalistas de la realidad nos permite comenzar a enmarcarnos en un nudo compuesto por dos ejes: la presencia del capital religioso en la protesta social y la defensa de la vida, y el reconocimiento de realidades sagradas; ambos intrínsecamente relacionados con la resistencia ante la violencia, el extractivismo, la militarización y el propio despojo de corporalidades y territorios. Sobre esto, Fabio Lozano señalaría que “Si bien el ámbito religioso se constituye en un escenario de tensiones en los que se juegan presiones de poder desde muy diversos sectores, en las experiencias de resistencia, dado precisamente la ubicación social de quienes las emprenden, el hecho religioso se convierte en un espacio de ejercicio de autonomía. Es más, en muchos casos es precisamente el ejercicio de esta autonomía lo que conforma la resistencia”.2


Son muchos los pueblos y comunidades en el Abya Yala que se amparan en sus concepciones espirituales y sagradas del agua, la tierra, los ríos, los montes, los bosques, incluso de sus propias cuerpas y cuerpos para sostener sus luchas por la defensa de la vida. En el 2000, el pueblo U’wa en Colombia fue expulsado de sus territorios ancestrales por unidades del ejército colombiano, les impidieron el libre tránsito y trajeron consigo una oleada de violencia sexual contra las mujeres U’wa. Los hechos fueron consecuencia de la declaración de sus territorios ancestrales como “áreas de interés nacional” después de que la empresa petrolera Occidental Petroleum (Oxy) identificara y decidiera realizar actividades extractivas en el pozo Gibraltar I.3


El pueblo U’wa ha denunciado, a lo largo de más de veinte años, la presencia de fuerzas militares en sus territorios, mismas que priorizan y protegen al capital al mismo tiempo en que ejercen violencia física y verbal contra el pueblo U’wa. Les han despojado de sus pertenencias, han impedido la entrada de alimentos y medicamentos, les han desplazado, intimidado, amenazado y asesinado.


El pueblo ha declarado en múltiples ocasiones que, “la Policía antimotín y tropas del Ejército Nacional nos sacaron de la casa tomando ellos posesión inmediata de la misma y aislándola con un cordón militar.”; “Hubo una fuerte militarización en Ceden en nuestra propiedad, donde nuestros hermanos U’wa fueron rodeados por soldados y Policías antimotines de Norte de Santander, y abusados física y psicológicamente, y sus bienes personales fueron destruidos”; “La fuerza pública sin ningún aviso, procedió a desplazarnos forzosamente a las comunidades, con maquinaria pesada y gases lacrimógenos; obligándonos a lanzarnos al río del Cubujón, debido a la persecución y hechos de fuerza, quedaron como consecuencia de estos atropellos 3 niños indígenas muertos, niños y mujeres heridos y contusos, a los igual indígenas desaparecidos.”; “el batallón de alta montaña ocupó y destruyó un lugar sagrado”. 4


Para el pueblo U’wa, la depredación de sus territorios ancestrales y la presencia de las fuerzas militares no se enuncia en el discurso del desarrollo, de la seguridad o los recursos, la violencia traída a los territorios sagrados a través de la militarización y el extractivismo, “es una herida que enferma a la Pachamama”.5 Para las y los U’wa, sus territorios son hogar de sus ancestralidades, casa de sus centros espirituales; la Sierra Nevada del Cocuy, las lagunas, los altos, los lagos, para el pueblo U’wa “el territorio es sagrado, es considerado como la madre, y el petróleo que habita en ella es considerado como la sangre y sin este, la tierra no puede tener vida”.6


En el mundo espiritual U’wa, mantener el equilibrio entre los seres humanos, la Pachamama y el universo cósmico es fundamental para la persistencia de la vida, para ellas y ellos, la misión de cuidar, defender y proteger a la Madre Tierra es una misión dada por las divinidades. El pueblo U’wa sacraliza sus territorios, y desde ahí los defiende. Hasta el día de hoy, la lucha de las y los U’wa persiste, y persiste también su resistencia a la militarización y al extractivimo depredador.


El reconocimiento de realidades sagradas, así como la visibilización de las sujetidades que las sacralizan se convierte en el objeto mismo de la resistencia. El espacio sagrado como una escala de análisis geopolítico nos invita a distanciarnos del paradigma estatocéntrico que permea las relaciones internacionales en el que lo religioso se encuentra lejos de ser percibido con un carácter territorial por sí mismo y nos acerca a la concepción de las sujetidades religiosas y a sus cosmosentires como agentes activos de transformación y defensa territorial.

[1] Fabio Lozano, “Crisis humanitarias, religión y resistencias”, La religión ante los problemas sociales, 2020, pp. 91-118.
[2] Ibidem, p. 116.

[3]Movimientos, Colombia: Expulsión del pueblo U’wa de sus territorios, Minga Informativa, 2000, https://movimientos.org/es/show_text.php3%3Fkey%3D129 

[4] Comisión Interamericana de Derechos Humanos, “Militarización y uso de la fuerza en territorio U’wa”, Informe No. 146/19 Caso 11.754, Informe de Fondo, Pueblo Indígena U’wa y sus Miembros, Colombia, 2019, pp. 17-19

[5] Daris María Cristancho, El pueblo U’wa de Colombia mantiene su lucha contra las petroleras, Agencia Presentes, 2022, https://agenciapresentes.org/2022/03/21/el-pueblo-uwa-de-colombia-mantiene-su-lucha-contra-las-petroleras/ 

[6] Ministro de Cultura Colombiano, “U’wa, gente inteligente que sabe hablar”, Caracterizaciones de los pueblos indígenas, p. 4.

Referencias
● Colectivo Miradas Críticas del Territorio desde el Feminismo, Mapeando el cuerpo-territorio. Guía metodológica para mujeres que defienden sus territorios, Ecuador, 2017.
● Comisión Interamericana de Derechos Humanos, “Militarización y uso de la fuerza en territorio U’wa”, Informe No. 146/19 Caso 11.754, Informe de Fondo, Pueblo Indígena U’wa y sus Miembros, Colombia, 2019, pp. 17-19
● Cristancho, Daris María, El pueblo U’wa de Colombia mantiene su lucha contra las petroleras, Agencia Presentes, 2022, https://agenciapresentes.org/2022/03/21/el-pueblo-uwa-de-colombia-mantiene-su-lucha-contra-las-p etroleras/
● Greene, Natalia. Buen vivir como alternativa al desarrollo: una construcción interdisciplinaria y participativa, Ecuador, Universidad Simón Bolívar, 2017.
● Levine, “Religión, democracia, violencia y Derechos Humanos”, Religión, cultura y política en las sociedades del siglo XXI, 2013
● Lozano, Fabio. “Crisis humanitarias, religión y resistencias”, La religión ante los problemas sociales, 2020.
● Ministro de Cultura Colombiano, “U’wa, gente inteligente que sabe hablar”, Caracterizaciones de los pueblos indígenas, p. 4
● Movimientos, Colombia: Expulsión del pueblo U’wa de sus territorios, Minga Informativa, 2000, https://movimientos.org/es/show_text.php3%3Fkey%3D129
● Possamai, Adam. “Religión como una isla de seguridad o como un agente contra los peligros de la sociedad de riesgo”, Educación e investigación ambientales y sustentabilidad, no. 17 (2011), https://researchdirect.westernsydney.edu.au/islandora/object/uws:22186

Leave a Reply

Your email address will not be published.